Más que un asunto de apariencia

El cuidado de los dientes es un asunto que va más allá de la apariencia y la autoestima. Es también un tema que involucra la salud y que incide directamente en el bienestar integral de los individuos, pudiendo generar enfermedades cardiovasculares y diabéticas, entre otras dolencias. Por esa razón toda persona debe tener plena conciencia de los hábitos que debe practicar regularmente para asegurar una larga vida a la dentadura. Los dientes son una herramienta para la alimentación y gracias a ellos se trituran, muelen y desgarran alimentos para facilitar su posterior ingesta. En este proceso se desgastan las piezas dentales y se acumulan entre ellos restos de comida que dañan el esmalte protector de los dientes, generando caries y provocando focos de infección que pueden agravar el cuadro clínico.

Consejos para el cuidado de los dientes

Para evitar la caries y cualquier otro problema relacionado con los dientes es importante seguir unos consejos básicos que deben convertirse en hábito cotidiano, como una visita periódica a tu clínica dental de confianza. Un factor fundamental es el referido a la limpieza. Al menos debe realizarse el cepillado dos veces al día, en la mañana y en la noche, y después de cada comida. El movimiento del cepillo debe ser lento, sin mucha fuerza que pudiera lastimar las encías y con movimientos sostenidos verticales y en pequeños círculos que abarquen cada una de las superficies de la dentadura, tanto las internas como las externas. La elección de un buen cepillo es también fundamental. Debe escogerse un cepillo de cerdas blandas o de mediana dureza y hay que sustituir el cepillo cada tres meses.

Clinica dental revisión periodicas al dentista

El floruro es un compuesto indispensable para el cuidado de los dientes pues endurece el esmalte y contribuye a evitar las caries, así que hay que cerciorarse de que tanto la pasta dental, como el hilo o el enjuague lo contengan. Hay muchos otros consejos para el cuidado de los dientes, pero de todos, hay uno que puede ser indispensable para tener una dentadura hermosa y sana y consiste en visitar al odontólogo cada seis meses. Solo un especialista podrá cerciorarse de las necesidades particulares de cada persona y podrá recomendar con precisión algunos otros consejos para hacer de nuestros dientes los más bellos y sanos.

Información actual sobre estilo de vida, bienestar, tu hogar, salud, tendencias, gastronomía y deporte