Consejos importantes de expertos en audiometría

Solo el 40% de la población en España acude a revisión de la vista periódicamente, y el 50% jamás se ha realizado un examen de audiometría. Estas cifras hablan de que gran parte de la población en España no están atendiendo debidamente sus dos principales sentidos: la vista y el oído. Por lo tanto, los expertos recomiendan acudir a una revisión completa de los dos sentidos, especialmente la población que rebasa los 50 años de edad, pues deben estar alertas a cualquier señal de deterioro, debido a que, si se detecta temprano algún problema, será más viable la solución.

Síntomas de que tu oído está fallando

– Pierdes fácilmente el hilo de la conversación.
-Oyes que hablan, pero no entiendes lo que dicen, también, si no puedes ver los labios de la persona que te hablan, no entiendes lo que te dicen.
-No entiendes nada en las conversaciones en grupo, y tampoco en ambientes con mucho ruido.
-Te apena preguntar varias veces lo que no entiendes, y terminas sin entender gran parte de lo que te dijeron.
-Evitas conversaciones largas por teléfono, pues te genera fastidio el estar pidiendo que te repitan lo que no escuchas bien.
-Mantienes siempre tu televisor en el volumen máximo, y eso provoca que tus familiares se molesten y te demandan que le bajes al volumen.
-Te cuesta trabajo oír el timbre de la puerta y el del teléfono.
Cuando alguno de estos puntos te resulta familiar, ¡¡preocúpate!! Y acude de inmediato con los expertos en Test Auditivo.

¿Cómo es la revisión auditiva?

La revisión auditiva valora la capacidad auditiva de una persona en pocos minutos, es indolora y se efectúa en consulta o en un centro especializado en audición, en compartimiento insonorizado o aislado de sonidos del exterior, y especialmente diseñado para varios estudios auditivos. En Centros Oi2 se reúnen todos los datos e información de nuestro paciente, se realiza una otoscopia para demostrar que no exista un tapón de cerumen, inflamación, secreción o perforación interna. En seguida se realiza la audiometría tonal vía aérea y se establece el umbral de audición de nuestro paciente. Así como una audiometría tonal vía ósea para evaluar la audición del oído interno. Al final se efectúa una audiometría verbal para valorar la aptitud para diferenciar sonidos de una misma palabra y un estudio del umbral de no-confort.

Información actual sobre estilo de vida, bienestar, tu hogar, salud, tendencias, gastronomía y deporte