Podólogas y podólogos a lo largo de la historia

podólogo

Hoy en día ser podóloga o podólogo es una profesión común y podemos ver multitud de clínicas para tratar cualquier problema o enfermedad que padezcan tus pies, pero antiguamente no era así, ya que muy pocas personas se dedicaban a esto y raramente se podía encontrar a un podólogo y menos a una podóloga, mal dicho, ya que no se podían considerar como tal, debido a que no existía una titulación dedicada exclusivamente a los pies.

En la antigüedad eran los médicos los que se ocupaban de cualquier malestar, es por ello que recurrían a técnicas poco ortodoxas para el tratamiento de los pies. En este artículo te vamos a explicar quien ejercía de podólogo o podóloga en las diferentes etapas de la historia.

Empezaremos por una de las sociedades más avanzados en cuanto a medicina de su época, hablamos del antiguo Egipto, donde el faraón contaba con sirvientes que se dedicaban exclusivamente al cuidado de sus pies, se puede decir que fueron de los primeros podólogos y podólogas, ya que se dedicaban exclusivamente al tratamiento de estos. Se  han encontrado momias con los pies tratados y sin callosidades.

Seguimos por otra de las sociedades más avanzadas de su época en cuanto a conocimientos y cultura, nos referimos a la antigua Grecia, donde los sacerdotes que ejercían como médicos, crearon probablemente los primeros zapatos ortopédicos, que ayudaban a corregir las deformidades del pie, además también trataban problemas en las uñas, callosidades y durezas.

Nos trasladamos a las famosas termas del Imperio Romano, que además de servir como punto social, permitía que todo el mundo se pudiera asear, y en algunas termas se ofrecían tratamientos para los callos, las uñas y las durezas de los pies.

Por último hablaremos de la Edad Media donde los conocimientos de medicina solo los poseían los clérigos, los cuales no los compartían, y por ello muchas personas que se hacían llamar médicos o curanderos no tenían ningún conocimiento sobre anatomía humana ni ningún otro tipo de disciplina medica. Era una época bastante salvaje y si acudías al ‘’podólogo o podóloga’’ podías acabar sin un pie, ya que por la mas mínima molestia te podían amputar dicha extremidad. Es por todo esto que se les llamaba matasanos, ya que ibas con un pequeño problema y podías salir mucho peor.

Hoy en día los podólogos y podólogas son de fiar

Por suerte actualmente contamos con grandes profesionales que trataran tu problema con las mejores técnicas. Si resides cerca de Barcelona, podrás encontrar una de las mejores clínicas de Cataluña en Sant Feliu, ya que en  Podofisio Sant Feliu, cuentan con podólogas y podólogos de gran experiencia. Encontraras grandes profesionales con muchos clientes satisfechos.

No dudes en llamar e informarte sobre los beneficios de la podología, o puedes pasarte por su web donde explican más detalladamente todo lo relacionado con esta.

Información actual sobre estilo de vida, bienestar, tu hogar, salud, tendencias, gastronomía y deporte